31 enero, 2006

CULTURA E IDENTIDAD

Por Angel Silva Júarez


La identidad aparentemente es algo que todos tenemos pero que pocas personas realmente pueden definir y probablemente sea en este caso donde surga la primera pregunta: la identidad, ¿es aprendida o es innata?

A lo largo de la lectura se trata de dar respuesta a esta pregunta; sin embargo considero que no se puede dar una respuesta tajante ya que pienso que la identidad es un proceso tanto conciente como inconciente que se logra a partir de ambas circunstancias.

Innata en el aspecto de que en vista de que nacemos en un lugar determinado, con unos padres determinados, etc. Por lo cual ciertas cosas como el idioma y ciertas costumbres serán adquiridas sin nuestro consentimiento; sin embrago a medida que se va creciendo el proceso a mi parecer se vuelve más conciente y el individuo se vuelve capaz de decidir que comportamientos, actitudes, vestimenta e inclusive idiomas quiere aprender y hacer suyos.

Hablar de identidad resulta difícil en vista de que prácticamente nunca logramos, en mi punto de vista, tener una identidad 100% definida y ésta se va formando conforme el curso de nuestras vidas y las experiencias que tenemos a partir de ésta.

Otro punto punto importante que toca la lectura es como la identidad se ha vuelto una cuestión de estado y dicho estado, sea cual sea, ha intentado homogeneizar las identidades culturales para conseguir un sentido de unidad entre los pobladores de dichos estados; sin embargo en algunas ocasiones esto ha generado precisamente lo contrario.

Basta con observar lo que pasa en la comunidad europea donde se trató de homogeneizar la identidad por medio de una única constitución europea y lo único que se logró con ésta propuesta fue la aparición de grupos nacionalistas que se arraigaban cada vez más a sus raíces.

DESAFÍOS Y USOS SOCIALES DE LA NOCIÓN DE CULTURA.

Hoy en día la palabra cultura se ha prostituido más que cualquier mujer de la vida galante trabajando en Tlalpan o en Insurgentes, la “cultura” se usa para todo; desde para ejemplificar el nivel de conocimientos hasta para darle nombre a diversos movimientos sociales, musicales, etc.

La cultura también se ha usado como un sinónimo de comportamientos y actitudes, y es ahí donde entra la moda de la cultura empresarial que de una forma muy superficial serían los procedimientos y la imagen de una empresa; sin embargo habría que entender que la cultura supone mucho más que eso.

También la palabra cultura se ha utilizado como forma de poder nombrar a ciertos grupos sociales, cayendo en el riesgo y en la impresición de generalizar entre grupos e individuos olvidándonos de las características que los hacen únicos.

Por ejemplo, si hablamos de la cultura negra, todo aquél que tenga la piel oscura entraría dentro de ésta clasificación; sin embargo estaríamos obviando una serie de factores que hacen hasta cierto punto imposible homogeneizar a todos los individuos de raza negra.

En primer lugar estaríamos olvidando que cada uno de esos individuos proviene de un lugar diferente, tienen hábitos diferentes, idiomas diferentes, comportamientos diferentes e inclusive religiones completamente diferentes que en muchas ocasiones los ponen en discordia.

En conclusión habría que ser mucho más cuidadosos en el uso de algunas palabras ya que podríamos caer en imprecisiones que a la larga podrían ocasionarnos problemas más graves de lo que pensamos.

_________________
Reflexion en torno al texto:
“Cultura e identidad” y “Desafíos y usos Sociales de la noción de cultura” en Cuche, Denys. La noción de cultura en las ciencias sociales Nueva Visión, Buenos
Aires, 1999.

1 Comments:

Anonymous aaabii.- said...

estoy preparandome para una evaluacion oral muy importante sobre este libro y en profundidad el capitulo 6. me parecio mui buena la explicacion que hay aca. espero me sirva...
saludos!

7:09 p.m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

Creative Commons License
Salvaguardado por una Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 2.5 License.